miércoles, 14 de octubre de 2015

Pasamos a blanco y negro el color. Estudiamos a la pintora Tarsila de Amaral



Cuando observamos a nuestro alrededor todo está lleno de color, de sombras, luces y brillos.
Aunque sea el dibujo lo primero que estudiamos, debemos anteriormente entrenar nuestra vista y reproducir los tonos de los colores,
Por eso es necesario empezar pintando objetos en tonos grises, y nos concentraremos en reproducir los diferentes tonos  que veamos. Cuando dominemos con cierta facilidad esto, habremos logrado reproducir el volumen.
Debemos escoger imágenes con contraste, en estas imágenes se aprecia mejor el paso de la luz a la sombra y por tanto los tonos que tiene la escala de los grises, que va desde el blanco al negro.


  • Para comenzar a practicar, hacemos un rectángulo, dividido en diez partes iguales, que enumeramos, y con nuestro lápiz de grafito intentamos conseguir, diferenciados, los tonos desde el blanco puro hasta el negro más oscuro, y una gran variedad de grises.


La escala de grises tan importante en la fotografía de blanco y negro, es igual de importante en el dibujo en claroscuro.Con una buena escala de grises aplicada a nuestro dibujo, además de coger el habito de utilizarla, realizaremos trabajos con bastante naturalidad y aproximación al modelo con que partimos.

  Para estudiar y trabajar en clase la escala de grises, aprovechamos la obra de una gran pintora, de la que investigamos sobre su vida y obra, y elegimos dos obras, que convertiremos e interpretaremos en la gama de grises que hemos creado.


Tarsila do Amaral


Tarsila do Amaral es una de las artistas más importantes del siglo XX no solo brasileño y americano sino a nivel mundial. Su producción pasó por varias etapas pero el periodo más influyente y en el que más cambios registró fue la década de 1920.

 Nació en Capivaro, Sao Paulo, en 1886, en una familia adinerada gracias a las grandes haciendas que poseían.

Pronto viajó a Europa junto con sus padres y su hermana. Más concretamente estudió y residió en Barcelona, aunque años más tarde regresó a Brasil para su casamiento con André Teixeira.

 Tras su divorcio en 1912, se traslada a Sao Paulo donde comienza a estudiar pintura tras conocer al artista William Zadig.

Vuelve a Europa años más tarde y entra en contacto con las obras vanguardistas parisinas además de viajar a España en diversas ocasiones.

TRABAJOS EN CLASE:







TRANSFORMACIONES CON 
COREL PAINT SHOP




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos anima leer tus palabras...