martes, 11 de mayo de 2010

Gustav Klimt. Triángulos, Círculos y la línea Espiral

El cuadro está compuesto de tres partes. El tema central es "El Árbol de la Vida" ,de hecho la parte más conocida, y simboliza claramente el trance vida-realidad, muerte- oscuridad, representado por el ave negra que aparece en el tronco del árbol.
A la derecha, el tema central es " El Abrazo" , donde podemos ver el rostro de la mujer casi completo y la actitud masculina frente a la protección femenina (Klimt fue considerado el pintor de las mujeres). Los círculos marcan la figura de ellos, lo que demuestra la sutileza, la emocionalidad.
Al lado izquierdo "La Expectación", una mujer aguda, despierta , observadora y con los pies sobre la tierra. Los triángulos demuestran cierta rigurosidad, una mezcla extraña entre razón y voluntad.


Adolphe Stoclet encargó la decoración de su villa-palacio de Bruselas a Josef Hoffman y Klimt, siendo ésta la única muestra de arte total de los Talleres que se conserva (Klimt fundó un taller donde trabajaban varios pintores).

 El friso consta de nueve tablas en las que aparecen elementos abstractos, estilizados y figurativos. Obra inspirada en el arte Oriental -budista.

NUESTROS DISEÑOS PARA HACER EN ARCILLA
"El Abrazo"

OTRA ALTERNATIVA DIDÁCTICA AL "ÁRBOL DE LA VIDA":

Después de mostrar el cuadro a toda la clase, vamos a intentar simplificarlo y quedarnos únicamente con la parte central, la que corresponde al árbol propiamente dicho.
Para ello, cogemos una hoja en blanco y la teñimos con una mezcla de café con leche.
Una vez seco y con la ayuda de un rotulador, cada niño dibujará el tronco y las ramas en forma de espirales. 
A continuación, podemos reproducir la parte inferior del cuadro con trozos de papel de distintas formas y colores, utilizando la técnica del collage.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos anima leer tus palabras...